Alternativas a Microsoft Office

Microsoft Office es la suite ofimática más famosa del mundo. Pre instalada en muchos de los ordenadores de sobremesa y portátiles Windows, es una referencia insoslayable cuando buscamos soluciones de oficina para nuestros equipos.

Posee herramientas para crear, editar y gestionar documentos de texto, presentaciones, hojas de cálculos, y otras tantas perfectas para este ámbito.

Sin embargo, existen también varios modelos de PCs que no vienen con Office instalado de fábrica, y eso nos obliga a asumir un coste adicional que no siempre queremos o podemos afrontar.

En estos casos disponemos de algunas plataformas alternativas a Microsoft Office, las cuales vamos a repasar a continuación. La mayoría de ellas son gratuitas, e incluso alguna ni siquiera requiere de una descarga porque funciona online.

10 alternativas a Microsoft Office para tareas de oficina

Microsoft Office online

Microsoft Office online Microsoft Office

Por curioso que parezca, el primer programa similar a un Office libre es la propia suite ofimática de Microsoft, pero en su versión online. Muchos usuarios ni siquiera tienen idea de la existencia de este servicio cada vez más completo.

Podemos usar Word, además de PowerPoint y Excel como soluciones básicas, pero también de otras más complejas como OneDrive o OneNote.

Para aprovechar esta variante debes estar registrado en Hotmail/Outlook para entrar a Office 365 con nombre y contraseña. No tienes que invertir nada.

Aunque no replica al 100% todas las funciones de Office, para quienes no quieran abandonar el mundo de Microsoft puede ser una excelente salida.

LibreOffice

LibreOffice Microsoft Office

En la búsqueda del mejor Office también veremos muchísimos softwares desarrollados por terceros. LibreOffice es el primero de ellos. De código libre como varios de los que pretenden imponerse en este segmento, puedes descargarlo en cuantos ordenadores quieras sin ningún tipo de límite.

Con soporte para Windows y equipos Mac OS X o Linux, entre sus principales virtudes se encuentra un tamaño casi inexistente y un medido consumo de recursos. Se ubica, así, como uno de los más recomendables para máquinas antiguas o sin tanta potencia.

Recomendado para ti:
Alternativas a Movie Maker

¿Qué incluye esta propuesta? Todo lo que esperamos: Writer como procesador de textos, Calc para la gestión de hojas de cálculo, Impress con el objetivo de componer exposiciones; etc. Diagramas, bases de datos y fórmulas matemáticas puedes controlarlas desde aquí.

Cubre, con creces, la falta de otro tipo de aplicaciones semejantes.

  • Mejorable con extensiones
  • Muy personalizable
  • Se renueva con frecuencia
  • Gran estabilidad

FreeOffice

FreeOffice Microsoft Office

Con muchos puntos en común como la anterior, este Office gratuito mantiene unas líneas de diseño más parecidas a las de la suite más famosa del mundo. Si para ti no sólo es importante que repita características, sino también una estética determinada, deberías darle una oportunidad.

Con ella podrás abrir todos los archivos creados en formatos clásicos de Office, evitando convertirlos y perder información. Sobre los gestores, destacan tres: TextMaker en lugar de Word, Presentations como reemplazo de PowerPoint y, por último, PlanMaker en lugar de Excel.

Podrás realizar tantas acciones como con el sistema de Microsoft.

OpenOffice

OpenOffice Microsoft Office

Para un buen porcentaje de usuarios, la mejor alternativa a Microsoft Office. LibreOffice y OpenOffice, por ejemplo, aprovechan su código.

Sin embargo, es probable que aquellos cuenten con mayor soporte ahora mismo que OpenOffice, y ese es un aspecto fundamental para quien pretende actualizaciones constantes.

Al igual que LibreOffice, OpenOffice te brinda sus apps Writer, Impress, Draw, Math, Calc y Base. Menos refinada su interfaz de usuario, de todos modos puede ser una buena plataforma parecida a Office, sobre todo para principiantes.

Calligra Suite

Calligra Suite Microsoft Office

Más reciente que las anteriores, no sólo pretende solventar la falta de Office, sino también servicios como los conocidos Photoshop y Lightroom, registrados por Adobe. Por esta razón no cuenta con cinco herramientas sino hasta diez muy variadas.

Éstas aportan resoluciones textos, documentos de cálculos, presentaciones de contenidos, diagramas, bases de datos, esquemas y edición de fotos.

Corre sin problemas en Windows, como en Max OS X o Linux, aunque en las dos últimas, de momento, sólo tienen acceso a una versión Beta pública. No quiere decir que haya errores graves, pero sí podría aparecer algún error..

Recomendado para ti:
Alternativas a Hoffman

iWork, de Apple

iWork Microsoft Office

Apple posee su propia plataforma de archivos ofimáticos. iWork, como se llaman estos programas parecidos a Office, también puede ejecutarse online. Y aunque es apta para sistemas operativos fuera de Max OS X, mejor que tu PC sea potente, porque de lo contrario notarás que la herramienta va lenta.

Acerca de sus contenidos, se distinguen tres: Pages, Numbers y Keynote. Puede que hayas adivinado: un procesador de textos, un gestor de hojas de álculos, y un creador de diapositivas. Una ventaja es que podemos guardar los documentos en la nube vía iCloud Drive, ahorrando espacio de almacenamiento.

Para usarla necesitas estar registrado previamente en iCloud, que deberás generar si no lo has hecho antes.

Google Apps/Google´s G Suite

G Suite Microsoft Office

El paquete ofimático de Google en línea no necesita presentación, ya que casi con seguridad lo has utilizado para salir de una emergencia.

Este software basado en la nube es ideal para quienes trabajan en grupos, a partir del almacenamiento y la posibilidad de compartir archivos en Drive. Su capacidad de leer documentos PDF, Doc y hasta iWork también es muy valorable.

Si aquello no termina de convencerte, la integración con otros asistentes de la empresa como Gmail, calendar, etc. Y si tienes tu propia compañía, G Suite Productivity no tiene nada que envidiarle a la administración de contenidos de Microsoft.

Como habitualmente ocurre con Google, su interfaz es minimalista y liviana, aunque a alguno le resultará confusa por los menús ocultos. De cualquier modo, si estás acostumbrado a Chrome o Chrome OS, te acostumbrarás rápidamente a estas apps.

Sus principales clientes los propietarios de un Chromebook o los que deben editar a distancia.

WPS Office

WPS Office Microsoft Office

Otra alternativa a Word muy interesante es WPS Office. Imita casi perfectamente las líneas de diseño de Microsoft Office. Su compatibilidad del 100% con los documentos de la principal suite, la posiciona como un excelente complemento.

Entre sus elementos podemos mencionar Writer, Spreadsheets y Presentations, las tres ejecutables en Android, Windows o Linux.

Si su versión gratuita te gusta, puedes descargar la de pago para una grata experiencia.

  • Permite configurarla a nuestro gusto
  • Lee PDFs
  • Interfaz basada en pestañas
  • Adaptada a Windows 10
Recomendado para ti:
Alternativas a Powerpoint

Zoho Workplace

Zoho Workplace Microsoft Office

Como su nombre bien indica, se trata de todo un “workplace”, un espacio de trabajo en la nube. Ediciones en grupo, chat para comunicarnos con nuestros amigos o colegas, gestor de correos electrónicos y un tablón con novedades son algunos de sus aspectos más atractivos.

Writer, Sheet y Show se denominan sus sistemas. Se encargan, respectivamente, del procesamiento de textos, hojas de cálculos, y presentaciones. Y lo hace de una forma casi idéntica a Google Docs.

Zoho además reivindica el uso del móvil para estas tareas. Por eso nos invita a conocer sus aplicaciones de organización de reuniones, lectura y respuesta de correos, o control de diapositivas.

Polaris Office

Polaris Office Microsoft Office

Polaris es un concepto parecido, pero llevado al extremo. Apunta a una clase de consumidor que pase más tiempo con su teléfono inteligente fuera de casa que con un ordenador.

Aquí el orden de los factores se invierte. Crearemos, editaremos y compartiremos los documentos desde el smartphone, y sólo ocasionalmente les haremos retoques en nuestro PC gracias a sus versiones para entornos Windows y Mac OS X.

La suite de Polaris es mundialmente conocida porque, a través de una alianza comercial con fabricantes como Samsung o LG, viene integrada en ciertas capaz de personalización de Android.

Como con WPS Office, su utilización es Freemium. Es decir, no estamos obligados a contratar la edición de pago, pero sí hay que considerar su mayor efectividad.

Programas similares a Office, buenos resultados

Es una realidad que ya no hace falta rascarse el bolsillo para producir archivos de texto, hojas de cálculos, presentaciones de diapositivas, y otros. Todos los programas anteriores pueden suplir perfectamente la ausencia del de Microsoft.

¿Quiere decir esto que no vale la pena adquirir una licencia oficial de Office? No, pero indica que dependerá de las urgencias de cada consumidor. En la mayoría de los casos, eso sí, estamos seguros de que cualquier herramienta de las listadas colmará tus expectativas.

Deja un comentario